¿Qué es la Depresión? Es una enfermedad mental o trastorno mental que se caracteriza por una profunda tristeza, decaimiento anímico, baja autoestima, pérdida de interés por todo y disminución de las funciones psíquicas.

La depresión en los ancianos es un problema generalizado, pero no es una parte normal del envejecimiento, por lo general el anciano no recibe apoyo ni tratamiento.

Algunas de las causas de la depresión en los adultos mayores pueden ser:

  • Dolor o padecimiento crónico.
  • Hijos que dejan el hogar.
  • Cónyuge y/o amigos cercanos que mueren.
  • Pérdida de la independencia.
  • El alejarlos de su hogar.

La depresión también puede estar relacionada con un padecimiento físico como cáncer, trastornos tiroideos, mal de Parkinson, cardiopatía, etc.

En algunas ocasiones el anciano ingiere de manera excesiva alcohol o algún tipo de medicamento lo cual empeora su padecimiento depresivo.

Por lo general es difícil detectar depresión en estos pacientes, ya que damos por hecho que es normal este padecimiento debido a la edad, sin embargo es importante poder estar alerta ante los siguientes síntomas (fatiga, inapetencia y problemas para dormir, entre otros), ya que a pesar de su edad es importante atenderlos y darles la ayuda necesaria para una mejor calidad de vida física y emocional.